Más de una década de voto rogado: momento de contar con la emigración

Un artículo de opinión de David Casarejos

El día de Reyes Magos para la emigración parece que va a caer en el mes de mayo de 2022.

Al menos dos de los problemas de la tercera provincia de España, la exterior, podrían estar en vía de la solución final, pero no definitiva, seguramente, y esos son: el voto rogado, y la ley sobre la nacionalidad española que muchos descendientes de emigrantes vienen solicitando que se rectifique desde hace mucho tiempo. 

Entrada al consulado de España en Berlín.

Por fin se va acercando el momento de corregir los errores que impedían el fácil acceso al voto de más de 2.700.000 españoles en el exterior, y que lleva en vigor desde el 2011. A partir de la entrada en vigor de este cambio en la primera toma de contacto en las elecciones generales de noviembre del 2011 solo participaron un 4,95 % de los posibles votantes, 6 veces menos que los votos registrados en las elecciones generales previas, del 2008, cuando votaron un 31,74 % de los censados. Las razones por las que no se vota son, entre otras, las dificultades para solicitar el voto, el que las papeletas te lleguen a tiempo a tu casa, o en algunos casos los retrasos en la llegada de los votos a los consulados generales de los 5 continentes. Hay continentes en los que es muy difícil lograr ejercer el derecho sagrado de votar, por mucho que lo intentes, y esto evidentemente tiene su efecto en los resultados de las elecciones.

El problema añadido es que esta falta de poder elegir implica que los partidos también se sienten mucho más lejanos de los emigrantes, no habiendo gran beneficio en lograr una parte de ese 5% de los votos actuales. Si llegáramos de nuevo al 30% de participación en la votación del exterior, quizás se vieran forzados a tenernos en cuenta.

Pedro Sánchez y Núñez Feijóo se han reunido para discutir la necesidad de acabar con el voto rogado y leemos en la prensa que varios partidos ofrecen por ejemplo que los emigrantes podamos descargarnos las papeletas para votar.  Parece que vamos en el sentido correcto, pero no creo que la solución sea ni perfecta ni definitiva, y tendremos que seguir ofreciendo nuestra visión desde el exterior para lograr que todo el que quiera votar pueda hacerlo en el futuro, ya estén en Sucre, Canberra, o Segovia.

Si mayo, aparte del voto rogado, nos trajera la votación de la Ley de Memoria Democrática que solucione el aspecto de la nacionalidad de muchos compatriotas, ya seria miel sobre hojuelas.

Esta Ley lleva meses esperando fecha para llevarse al Congreso de los Diputados y solo falta la voluntad política y compromiso para intentar sacar adelante una ley por la que llevan esperando lustros algunos de nuestros compatriotas.

Hace 15 años de la Ley de Memoria Histórica, que se olvidó, por ejemplo, de otorgar la nacionalidad a los hermanos y hermanas mayores de edad en 2007, y hay familias en las que los hermanos pequeños son españoles y los mayores no. Lo mismo parece haber hecho la Ley de Memoria Democrática. Al igual que con el voto rogado, parece que esta ley no es la definitiva, y no es solución permanente, ya que abrirá un plazo de 3 años para cualquier trámite, pero deja fuera de la discusión el tema de aplicar el Ius Sanguinis de la manera que hacen algunos países en nuestro entorno… 


Embajada de la Gran Bretaña en Berlín.

David Casarejos vive en Reino Unido. Se define como emigrante comprometido con la lucha por los derechos que pertenecen a todos los españoles de la diáspora, y que las instituciones no siempre respetan. No siente la necesidad de mostrar banderas, pero sí la de no tolerar a intolerantes. Colabora en numerosas publicaciones, como el HuffPostNueva Tribuna o La Región Internacional. Es presidente del Consejo de Residentes Españoles del Norte del Reino Unido. Actualmente asesora a las candidaturas de Berlín que concurren a las elecciones a CRE de la demarcación consular de Berlín que incluye Berlín, Brandenburgo, Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia.

Revista Desbandada

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s