POEMA A MIS DOS ABUELOS

Maria del Carmen Ares Marrero

Quién entregó a mi abuelo?

Fue la madre en un papel

la madre que parió la orilla

mientras el viento medía

el látigo en el señuelo

Espaldita de boxeadora

decía la madre de todas las madres 

midiendo

brechtiano y cruento el sendero

con o sin Verfremdung

la aurora resbala

por la pared del descontento.

Fue un domingo, 5 de enero

cuando llegaron los guardias

en su carro de trueno

verde olivo la barba.

Sin ápice de piedad

retumba el eco

Madre de todas las madres

se llevaron a tu padre

nunca más volvió mi abuelo

un grito desgarrador

tan pujante como el tiempo,

creció.

El grito del fantasma

de lo que no me dijeron.

Con la frente teñida de morado,

iba en el féretro,

con el brillo de la luz

que no teme al carcelero

ni a la bota,

ni al sello de morir

por su única Patria:

el dinero.

Villa Marista, principio del fin

de mi cuaderno,

garabato indeleble

del muñeco con sus crespos

tinta en la lápida;

la arena bebe el mar ciego

En la pared del olvido su nombre:

Andrés Marrero.

Resucito tu sonrisa,

grande, estruendosa

al desenganchar la puerta del portal

el aviso de pastelitos sin igual

la guayaba y el misterio

del olor del amor

me alejo de mí, me detengo

Tent Cent de mi ADN,

en los predios de lo eterno.

Soy tus miembros, abuelo!

Tus brazos y tus ojos,

soy tu cabello

todo tu ser se quedó guardado

en la mirada de una niña

que yo no recuerdo.

II

Vago por el mundo.

A mi lado van mis dos abuelos

mi abuelo el español,

mi abuelo el carbonero

nos damos cita

en una isla de cenizas

donde quedaron disueltos

mosquiteros atados a mi lengua,

sus consejos

como los relojes blandos

de enero a enero

Tal vez me perdonen mis hijos

tal vez me perdonen mis nietos

y doblen esta maldita capa de duro acero

larga cola de lodo

grillete blanco con pespuntes de cielo

A dónde se han ido

mis dos abuelos,

mi abuelo el español,

mi abuelo el carbonero

Hoy en Berlín, es solo 5 de enero.

Berlín. Cualquier día después de la reunificación.

Desbandada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s