Roberto Calvo – El arte como refugio

Roberto Calvo Cuenca (1973) nació en Suiza (Ginebra), aunque ha vivido prácticamente toda su vida en Denia (España).
Ha realizado exposiciones en diversas ciudades como Barcelona,Valencia, Edimburgo o Berlín. Actualmente vive entre Denia y Berlín, ciudad que ha inspirado la ultima etapa de su obra.
En una época en la que, a falta de otro criterio, se valora a los artistas por sus becas, proyectos y estancias, Roberto es casi una singularidad: pintor autodidacta que pinta en su casa y no enmascara sus cuadros con discursos rimbombantes sino que deja a obra hablar por si misma. Desde hace años se dedica a retratar al ser humano sin olvidarse, aunque no este de moda, de su lado más siniestro.


En Enero del 2019 se publicó su primer cómic „Psicopatología infantil/Los soñadores“ y muy pronto tendremos ocasión de degustar el segundo, „El libro de las alucinaciones“.


Roberto….¿Por qué pintas?
En teoría como refugio de la „realidad“, pero en la prácica para sublimar la experiencia cotidiana en un intento de extraer poética de esa realidad, intentando convertir en extraño lo aparentemente normal.


„El arte no sirve para decorar paredes, sino para defenderse del enemigo“ decía Picasso y Beuys se preguntaba quién sería el enemigo, estas de acuerdo con esta definición y si es así ¿quién es tu enemigo?
Fundamentalmente uno mismo, pero por el bagaje que arrastramos en la sangre desde que somos arrojados al mundo, por patrones familiares de sumisión y locura que llevamos impresas en la carne y el tiempo nos va confirmando a medida que crecemos. La historia del ser humano es una historia de supervivencia, adaptacion y violencia, entiendo el arte también como una forma de hacer balance y saldar cuentas con toda esa memoria.


¿Cómo recuerdas tus inicios?
Había demasiada rabia, una especie de venganza muda, fueron un ajuste de cuentas contra la familia, el sistema educativo, el trabajo…lo que entonces consideraba „el sistema“ y ahora creo que es el „humano“, creo que la edad va aplacando esa rabia y la va convirtiendo en resignación, aunque todavía tengo mis arrebatos, sigo vivo; el tema que ha permanecido intacto a lo largo de los años es el de la soledad. La soledad y la incomunicación son, en mi opinión, el Leitmotiv de la modernidad, irónicamente cuanto mas conectados más incomunicados, y lo
peor es que nos metemos en esta espiral voluntariamente, para poder prescindir de la mirada del otro y ejercer la mascarada con total impunidad.

¿Quiénes han sido tus mentores?
He tenido una especie de educación robada. Yo fuí un fracasado escolar y el motor de mi curiosidad se movió por la sombra. Aprendía de los adultos pero no de sus lecciones sino de su comportamiento, me transtornaba la incoherencia del discurso en contradicción con la manera de comportarse, quizás el arte haya sido también una forma de poner orden en ese caos.

Pero debo decir que fue Graciela Gomez, en unas ocasionales clases de pintura que impartía, la única maestra que destilaba algo de amor por su trabajo, me metía mucha caña y me abrió la ventana de la poesía con un libro de Borges sobre los espejos. A partir de ahí, mucha literatura, investigar muchos pintores, desde Bruegel hasta Jenny Saville, pasando
por William Blake, no se puede hacer una selección sucinta, todos tienen su canción y me interesa, Käthe Kollwitz, Francis Bacon, Lucien Freud, Hopper, Paula Rego me vuelven loco, hay algo en esa vulneración de la carne dentro de contextos rígidos que definen a la perfección
la vida que nos ha tocado vivir.
.
Es interesante lo que dices acerca de la incoherencia entre el discurso y el comportamiento. Hacia mediados del siglo pasado el antropólogo ingles Gregory Bateson desarrollo una teoría llamada „la teoría del doble vínculo“. Hablaba de esta incoherencia y de como nos afecta. Como estructura nuestra mente. Según Baterson al comunicarnos damos diferentes mensajes, verbales y no verbales. Cuando estos se contradicen entre sí provocan en el receptor una confusión. Si este tipo de comunicación es dominante puede llegar a perturbarnos profundamente, a volvernos locos incluso. De hecho esta es una de las teorías psicogenéticas sobre la esquizofrenia. Una pregunta que yo como psicóloga me hago es…¿es el arte una alternativa a la locura?
Un acompañamiento.


¿Quieres decir que no podemos erradicar la locura?
Pienso que no hay mayor locura que estar adaptado.


Y tu no te consideras un adaptado, deduzco. ¿Pensaste alguna vez en adaptarte, en estudiar arte?
No gracias. Estudio arte, pero no por las corrientes oficiales, conozco a varios que ingresaron con talento y salieron castrados. Eso si, aprendemos todos los días, y yo no dejo de estudiar autores de todo tipo, desde pintores, escritores, filósofos, cineastas, cómicos , youtubers (que también los hay cojonudos), en definitiva se trata de observar la vida hambrientos de
curiosidad, jamás hemos tenido tanto acceso a la información como ahora, pero del academicismo pienso lo mismo que Nietzsche.


¿Y que piensa Nietzsche?
Que las aulas sirven fundamentalmente para domesticar.


Y hablando de instituciones, ¿cómo ha sido tu experiencia con las instituciones del arte; las galerías?
Nefasta. La negación del arte. Existe aquí un malentendido con el concepto de la belleza y un imperativo con el mercado que evita que los galeristas vean mas allá del negocio. Son mausoleos. Solo hay que ver la pinta de
tanatorio que tienen desde fuera, por mucho color flúor que intenten meter los artistas jóvenes para disimular la muerte en la que habitan.
Si, y hay una tendencia a comportarse como si estuviésemos en uno. Una especie de pseudo respeto ante la obra, de impostura automática que adoptamos casi sin darnos cuenta. Parecemos los personajes del cuento „El traje nuevo del emperador“.

¿Qué piensas tu de la impostura en el arte?

Creo que cuando nos enfrentamos a una obra compleja y honda nos quedamos como vacas viendo pasar al tren, esa falta de pensamiento analítico y crítico también nos hace permanecer en silencio cuando intuimos que nos están tomando el pelo delante de ciertas „artistadas“.
Después está la capacidad de atención, que se ve mermada exponencialmente a medida que nos metemos en el territorio tecnológico. La mirada está cada vez mas dispersa, si al espectador no le metes un impacto cada 30 segundos, se aburre. Así es muy complicado apreciar nada.
En el territorio pictórico por ejemplo, ves como se ensalza a Banksy como supuesto artista „anti-sistema“ en connivencia con Sotherbys, una obra masticada que no deja margen al espectador para hacerse preguntas, en el fondo representa lo mismo que supuestamente pretende denunciar, el mercado te vende tu dosis de rebeldía conformista, entonces te das
cuenta que estamos metidos hasta las orejas en la sociedad del espectáculo, todo es anécdota y show, „es el mercado, amigo“.


¿Y que es según tu el arte?
El intento de apartar el velo, de desordenar la rigidez imperante, de observar las cosas desde ángulos no transitados, la capacidad de extraer algo de poética de lo banal o lo terrible, no creo que haga falta siquiera dejar constancia de ello, creo que basta solo con plantearse la extrañeza que contiene lo cotidiano, lo aparentemente rutinario y vacío.


¿Tiene que ser bello?
Tiene que ser honesto. Sin honestidad no hay belleza. La confusión con este concepto es impresionante. Lo „bonito“ no tiene nada que ver, lo esteticista porque si, es pura mierda, vacío, publicidad, sonrisas absurdas y cuerpos equilibrados. Estéticamente nos movemos entre el neoclasicismo (la exaltación de los cuerpos perfectos, la vigorexia, el constante adorno de
cuerpo hasta lo ridículo) y la posmodernidad (Jef Koons). No creo en el „todo vale“. Confundimos el arte con la decoración y el entretenimiento, o peor aún, necesitamos discursos teóricos que se ciñen a limitar las interpretaciones cuando percibimos que los autores potentes se escabullen de la lógica y dan rienda suelta al inconsciente, como en el caso de Bacon, David Lynch, Lanthimos o Tarkowskij, o lo que es más grave, a apoyar con discursos pseudo filosóficos obras carentes de contenido porque no se sostienen por sí mismas, el territorio de la abstracción es un campo abonado en el que se refugian todo tipo de farsantes.


¿Que hay de malo en el discurso?
Una obra pictórica que se sustenta en el discurso, porque no se sostiene por sí misma, está coja, el lenguaje es una trampa que la pintura debe intentar eludir. El arte debería ser un espejo deformador que reflejase todo lo que la sociedad no quiere ver, una especie de inconsciente colectivo al aire, quizás, en esa búsqueda habría belleza. Hay pocos artistas que hagan una exaltación de lo poético sin caer en la cursilería y los lugares comunes.
Hegel veía una progresión en las artes desde lo sensual hacia lo intelectual. Y Kant distinguía entre placer sensual y deleite estético. Según él algunos sentidos (el gusto, el olfato, el tacto) eran menos aptos para proporcionarnos placeres estéticos.

Actualmente esta muy de moda – y Denia no es precisamente la excepción – la cocina de autor. ¿Que piensas del arte en la cocina?
Hemos erigido en ultima instancia a los cocineros como representantes artísticos actuales porque son inocuos intelectualmente, colman el paladar y el estómago, hacen exaltación del origen ( „lo nostre es lo millor“,) , no plantean preguntas incómodas y hacen que la pasta fluya a borbotones. El poder esta encantado con ellos, estoy esperando a que den el próximo paso a lo religioso, si no lo han dado ya, porque se parecen mas a obispos oficiando una liturgia que otra cosa.

Cuál crees que es la „función“ del arte ¿tiene que ser útil?
Es muy subjetivo, es un tema de percepción personal, yo me he puesto delante de un tríptico de Bacon y he sentido un temblor, un puñetazo en el sistema nervioso, me ha transmitido cosas de las que soy incapaz de reproducir verbalmente y al girarme ha pasado alguien bostezando y mirándose el reloj. Me acordé de una frase que Gene Hackman le decía a su
esbirro en Superman: „ Hay hombres que leen „guerra y paz“ de Tolstoi y creen que han leído un libro de aventuras, y otros que abriendo un paquete de chicles desvelan los misterios del universo“. Cada vez que voy a la casa museo de Käthe Kollwitz aquí en Berlín y me pongo delante de sus dibujos ( y tú lo sabes porque has estado allí conmigo), se me remueve algo
muy fuerte por dentro, sobran las palabras.


Thomas Mann decía que el arte es un consuelo, ¿que piensas de la Arteterapia?
Esto son neo-conceptos, lo que pudiera tener de terapéutico ya va implícito en el concepto de arte, pero si se piensa a fondo, no hay consuelo. Y si entendemos como terapia un proceso para llegar a una curación, y mas si esa cura consiste en una feliz adaptación, no creo que la haya, veo el arte más una especie de acompañamiento cómplice, un refugio absurdo con el
que uno intenta tener un diálogo consigo mismo, como el que tiene un perro y le hace preguntas en voz alta esperando respuestas y el perro solo mira con la cabeza de lado pensando en quién sabe que.

Cada vez hay más artistas y más exposiciones. ¿A que se debe este interés actual en el arte? ¿Es que somos, en contra de las apariencias, cada vez más sensibles?

Pues que nos movemos por una inercia cultural que dictan los medios de comunicación, los influencers y el entretenimiento puro y duro, creo que son excusas para poder relacionarse con el otro fingiendo que poseemos cierta sensibilidad hacia lo artístico. Cada vez hay más artistas porque sencillamente cada vez hay más gente, pero la poesía (la buena) siempre ha sido algo muy minoritario y sobre todo solitario, me gustó mucho una definición que hizo Tono Fornes : „la poesía es un perro ladrando a la luna“. En cuanto escarbas un poco en personas que hacen de la cultura una bandera , y se envuelven en ella esperando ayudas económicas
por parte del estado y mamar del presupuesto, ademas con temas absolutamente ideológicos más dignos de un mitin o un púlpito, te das cuenta de que también es parte de la mascarada con expectativas de reconocimiento público y otras razones nada poéticas, me
recuerdan al poema de Jaime Sabines „Que putas puedo“.

Hasta ahora te habías dedicado enteramente a la pintura. En Enero se ha publicado tu primer cómic (enlace a la entrevista) y ya estás a punto de terminar el segundo. ¿A que se debe este cambio de formato? ¿De qué trata?

Pues tomando como premisa el concepto de „Flaneur“ aparecido en „El pintor de la vida moderna“ de Baudelaire y retomado después por Walter Benjamin, que consiste en un personaje que se dedica a deambular sin rumbo ni objetivos, simplemente expuesto a los azares de lo urbano, el cómic trata de un pintor que sufre un bloqueo y se pierde en la calle,
sirviendo a la vez esta como excusa y escenario para representar una serie de mutaciones infinitas. En principio iba a ser un cómic ágrafo, no quería que el lenguaje condicionara y acotara las interpretaciones, no sé si introducir texto previo o no, en ese dilema estoy ahora.

¿Buscas el éxito?
Es eso soy bastante severo. El éxito consistiría en ser consecuente con el espejo, no creo que vaya a suceder, cuando observo mi trabajo veo que ni siquiera he rozado lo que intento expresar. Es muy frustrante, aunque supongo que esa frustración es el motor que te mantiene en marcha.


¿Qué harías si no pintaras?
Supongo que me habría dedicado profesionalmente a la delincuencia, al menudeo, no se…algo que no requiriese curriculum. Ja,ja como de Quincey, que proponía considerar el asesinato un arte.

Pues, vista tu obra, podemos respirar aliviados de que la pintura te haya ayudado a sublimar tus emociones. Un placer hablar contigo, te deseo mucha suerte en tus próximos proyectos!


Y que tu lo veas.

Georgia Ribes

Psicologa clínica y autora. Berlin- Neukölln. www.psychologischepraxisneukoelln.de

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s