Berlín en dos poemas

Dos poemas de Conjuro de Späty

Porque llegaste 

Llegaste como llega el agua
a riachuelo seco
a lecho hueco
regaste un sauce sin lágrimas


Llegaste y se abrió el cielo
saliendo al fin
el sol en Berlín
coloreaste de azul su velo


Llegaste y la realidad perdí
la percepción del tiempo
nos recetó aislamiento
 vulneraste el ego de un joven senil


Llegaste para dejarme sin argumentos
se apaciguó en mi cabeza
el zumbido de la incerteza
rescataste mi verso entre lamentos
 
Llegaste, efímera y eterna belleza
para darle sentido
al todo, al camino,
porque llegaste 

y porque trajiste cerveza
BERLIN AM WOCHENENDE 


 Ciudad en movimiento, nación de naciones,
en su fauna me adentro, autóctona, extranjera
viajando me agarro a mi cerveza compañera
normal es lo extraño en este crisol de colores


de libertad, moral, sexual es la bandera
de la nube gris donde habitamos
de la trampa a la que jugamos
de la luna escondida que nos acecha


A la luz de una hoguera
en un trocito de estrella
Alicia se interesa por algún blanco conejo
le sugiero que mire por las madrigueras
las madrigueras de señora o de caballero


El fuego dibuja sombras,
sombras profundas en las que me hundo
La melodía se transforma,
y los bajos ascienden del inframundo


¡Resurrección! ¡Oración!
la religión del druida que proclama
¡Vibración! ¡Conmoción!
Musicón en un sueño a fotogramas


No sé cuánto duró, pero el trance se acaba
Me cruzo con la gente decente que sale al mediodía
cojo el S-Bahn de compromiso, dirección mi cama
sentado frente a una chiquilla y su madre que me mira


Me acuesto, muero, y me despierto, muerto
¿Dónde estoy? ¿Quién soy? ¿Qué estoy haciendo?
Una culpa irracional me oprime el pecho
du schmutzige Stadt, no me busques que me pierdo


Hoy solo soy ese niño asustado
necesitado de besos tiernos
Que ahuyenten con amor artesano
esta extraña tristeza de diseño


Amanece domingo, amanezco acompañado
el sol se digna a salir en esta ciudad bipolar
vuelvo a sonreír, aunque aún sigo destrozado
Berlin am Wochenende 
y mañana a trabajar 

Imágenes: ©Iñaki Tarrés

Revista Desbandada

2 comentarios sobre “Berlín en dos poemas

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s